Este artículo está disponible en:

Published On: julio 31st, 2020By Categories: Equidad / Diversidad / Inclusión

Comparte este post, ¡elige tu plataforma!





Es comprensible que las personas con sistemas inmunes comprometidos u otros problemas de salud tengan altas tasas de mortalidad por causa del COVID-19. Pero ¿cuál es la causa por la que el COVID-19 tiene un impacto tan alto en algunos grupos étnicos? Estudios recientes sugieren que una de las causas es la discriminación sistémica contra las minorías, especialmente las comunidades afroamericanas, provocando que estos grupos sean afectados por el COVID-19 de manera desproporcionada.

Desproporción en el COVID-19

Una encuesta nacional realizada por el Centro de Control de Enfermedades de los EEUU mostró que aunque el 18% de la muestra eran afroamericanos, representaron un tercio de las hospitalizaciones por COVID-191. Las disparidades fueron peores en áreas con concentración de minorías étnicas: los Indígenas representan el 11% de la población en Nuevo México, lo cual es 5.5 veces el promedio nacional; a pesar de lo cual 37% de los casos de COVID-19 en el estado corresponden a nativos estadounidenses. Del mismo modo, en Chicago, donde la población afroamericana constituye poco menos del 33% de los residentes, resultan en más del 70% de las muertes relacionadas con COVID-192.

Si bien en este momento estamos viendo serios problemas raciales en EEUU, las desigualdades con respecto al COVID-19 no son exclusivas de ese país. En el Reino Unido, el 3% de la población es afrodescendiente, pero corresponde al 12% de los pacientes con COVID-19 en la UCI 3. Las tasas de muertes relacionadas con COVID-19 también son 4 veces más altas que en el caso de población caucásica en los afrodescendientes y asiáticos del Reino Unido4.

Perspectiva canadiense

El caso canadiense es diferente que en los EE. UU. y el Reino Unido, aunque talvez esto sea el resultado de una falta de información adecuada.

El gobierno de Canadá continúa resistiendo recopilar de datos de raza y socioeconómicos del COVID-19 con regularidad, utilizando como base el hecho que todos los grupos étnicos son tratados de igual manera 5. Pero esta afirmación no reconoce las desigualdades que persisten en todo el país.

En un estudio dirigido por Kate Choi de la Western University, los investigadores reunieron estadísticas COVID-19 utilizando datos disponibles públicos 6. El estudio mostró que un aumento del 1% en los residentes afrodescendientes en una región resulta en una duplicación de las infecciones y muertes por COVID-19.

El desequilibrio internacional de las tasas de infección de COVID-19 y la mortalidad entre los grupos étnicos genera una pregunta fundamental: ¿por qué existen estas inequidades?

Comorbilidades

Las comorbilidades incluyen enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas, y aumentan el riesgo de enfermedades más graves como el COVID-19. En los EE.UU., los afroamericanos tienen la mayor incidencia de hipertensión y enfermedad renal, mientras que los Indígenas tienen la mayor tasa de diabetes. Los hispanos, tienen tasas inusualmente altas de todas estas comorbilidades. A pesar de las diferencias raciales en las enfermedades preexistentes, un estudio realizado por Millet mostró que cuando comparamos pacientes con COVID-19 con comorbilidades similares, el riesgo de muerte fue un 18% más alto en los pacientes afroamericanos7.

Factores Socioeconómicos

Un factor crítico que provoca esta disparidad en las tasas de infección de COVID-19 es el desequilibrio socioeconómico que existe entre grupos étnicos. Los estudios muestran que las comunidades empobrecidas, en las que las personas de color son mayoría, son las más afectadas por el COVID-19.

Estas comunidades se ven afectadas desproporcionadamente debido a factores como el hacinamiento y la incapacidad para trabajar desde casa, que limitan el distanciamiento social y aumentan el riesgo de infección 3. En comparación con las comunidades caucásicas, de las cuales el 30% puede teletrabajar, solo el 20% de la población afrodescendiente y el 16% de los hispanos pueden trabajar de forma remota 8. Para algunos, esta incapacidad para trabajar desde casa está relacionada con el tipo de trabajo. Los afroamericanos están sobrerrepresentados en puestos que requieren asistencia in situ en industrias de servicios.

La conectividad inadecuada a Internet es más común en los hogares de bajos ingresos, lo que afecta no solo la capacidad de trabajo remoto, sino también el acceso a la telemedicina 3. La mayor dependencia de la telemedicina durante la pandemia de COVID-19 significa que las minorías étnicas tienen menos probabilidades de recibir atención médica de prevención o emergencia.

Exposición al riesgo

Los trabajadores de la salud tienen alto riesgo de infección debido a la exposición a pacientes con COVID-19 y, en algunos casos, debido a la falta de equipo de protección personal.

Los empleados afroamericanos representan el 12.5% de la población de atención médica de los EE. UU., Pero representan el 21% de los trabajadores de la salud infectados con COVID-19 9. En el Reino Unido, los afrodescendientes representan el 27% de las muertes relacionadas con COVID-19 entre los empleados de la salud, a pesar de sólo ser el 6% de la fuerza laboral. En total, los trabajadores de atención médica de minorías étnicas representan el 21% de la fuerza laboral del Servicio Nacional de Salud (NHS), pero más de la mitad de las muertes relacionadas con COVID-1910.

Las razones de las diferencias raciales en las muertes relacionadas con COVID-19 entre los trabajadores de la salud no son claras. En varios campos de alto riesgo, incluida la anestesiología y la UCI, donde se aplica rigurosamente el uso de equipos de protección personal, los miembros de minorías raciales y étnicas están subrepresentados. Por el contrario, los trabajadores afrodescendientes representan el 30% de los asistentes personales y salud en el hogar, lo que erróneamente puede considerarse de bajo riesgo. A menudo carecen de equipo de protección y, sin embargo, están en alto riesgo a través del contacto con personal cercano.

Seguro Médico

Gran parte de los datos que muestran sesgo en la atención de COVID-19 proviene de los EE. UU. Pero las disparidades raciales en salud no son exclusivas de COVID-19, ni están restringidas a los EE. UU. Sin embargo, un elemento impulsor detrás de las desigualdades raciales en COVID -19 la mortalidad es exclusivamente estadounidense: la falta de acceso a los seguros de salud.

Los miembros de las comunidades afroamericanas tienen más probabilidades de carecer de seguro médico 3, y tienen 3 veces más probabilidades de estar en Medicaid, en comparación con los de las comunidades caucásicas 11. La falta de un seguro de salud adecuado hace que las personas no busquen ayuda, incluso teniendo síntomas de COVID-19 4. Este retraso es evidente en el hecho de que más pacientes afrodescendientes se someten a pruebas en el hospital en lugar de atención ambulatoria, y que más personas afroamericanas son hospitalizadas y transferidas a la UCI en comparación con los pacientes blancos debido a una enfermedad más grave cuando se busca atención médica12.

Soluciones

¿Qué podemos hacer como sociedad para mejorar la atención médica, considerando estos efectos desproporcionados en distintos grupos étnicos?

Una solución rápida y sencilla es dar recursos a las comunidades de bajos ingresos y aumentar las pruebas de COVID-19 para identificar las infecciones de manera rápida 13. Las pruebas anticipadas para estos pacientes permitirán que se aíslen rápidamente y disminuir la propagación del COVID-19, así como obtener tratamiento antes de que la enfermedad empeore. Las intervenciones tempranas son más efectivas en cuanto a su costo, y es probable que den mejores resultados.

Para reducir la disparidad racial del COVID-19, debemos hacer más accesibles las licencias remunerada por enfermedad y mejorar los sitios para alojar a pacientes sintomáticos. Diversos estudios han recomendado suspender los desalojos para disminuir el hacinamiento e implementar incentivos para la entrega de alimentos con descuento a las comunidades de bajos ingresos.

Aunque hay una gran cantidad de datos que muestran inequidades, se necesita más información. Los informes diseñados para recopilar información sobre patrones raciales y étnicos capturan datos básicos en menos de la mitad del tiempo 14. En algunos países, incluido Canadá, estos datos no se recopilan de forma rutinaria, lo que deja una brecha de conocimiento que pone en peligro a los que están en mayor riesgo.

Es necesario un cambio

El COVID-19 es un problema sanitario, pero los elementos que contribuyen a su propagación, resultados e impacto social son amplios y están entrelazados. Tener mejor comprensión de los problemas de salud por parte del público en general y de los trabajadores de la salud exige una mejor recolección de datos y oportunidades educativas. Las barreras socioeconómicas que aumentan los riesgos de infección y muerte deben ser desmanteladas para proteger a los más vulnerables.

Las disparidades sistémicas persistentes causarán daños a largo plazo: las minorías experimentarán más carga financiera, mayor estrés psicosocial y mayor ansiedad, todo lo cual empeorará la salud de las personas y la sociedad.

 


Bibliografía

  • 1. Garg S, Kim L, Whitaker M, O’Halloran A, Cummings et al. Hospitalization Rates and Characteristics of Patients Hospitalized with Laboratory-Confirmed Coronavirus Disease 2019 – COVID-NET, 14 States, March 1–30, 2020. Morbidity and Mortality Weekly Report. 69: 458-464. 2020.
  • 2. Alobuia WM, Dalva-Baird NP, Forrester JD, Bendavid E, Bhattacharya J, Kebebew E. Racial Disparities in Knowledge, Attitudes and Practices Related to COVID-19 in the USA. J Public Health. 3 June, 2020.
  • 3. Haynes N, Cooper LA, Albert MA; On Behalf of the Association of Black Cardiologists. At the Heart of the Matter: Unmasking and Addressing COVID-19’s Toll on Diverse Populations. Circulation. 4 May, 2020.
  • 4. Bhala N, Curry G, Martineau AR, Agyemang C, Bhopal R. Sharpening the global focus on ethnicity and race in the time of COVID-19. Lancet. 395: 1673‐1676. 2020.
  • 5. Williams D. https://www.thestar.com/news/canada/2020/04/10/race-based-coronavirus-data-not-needed-in-canada-yet-health-officials-say.html
  • 6. Choi K, Denice P, Haan M, Zajacova. Studying the social determinants of COVID-19 in a data vacuum. SocArXiv. 13 May, 2020.
  • 7. Millett GA, Jones AT, Benkeser D, et al. Assessing Differential Impacts of COVID-19 on Black Communities. Ann Epidemiol. 14 May, 2020.
  • 8. Albert MA, Chin-Hong P, Haynes N, Alexander K, Cooper L, Ybarra M. At The Heart of the Matter: Unmasking the Invisibility of COVID-19 in Diverse Populations Webinar. Association of Black Cardiologists (ABC). 8 April, 2020. http://abcardio.org/covid19-webinar/.
  • 9. CDC COVID-19 Response Team. Characteristics of Health Care Personnel with COVID-19 – United States, February 12-April 9, 2020. Morbidity and Mortality Weekly Report. 69: 477-481. 2020.
  • 10. Cook T, Kursumovic E, Lennane S. Exclusive: deaths of NHS staff from covid-19 analysed. Health Service Journal, 22 April, 2020.
  • 11. Price-Haywood EG, Burton J, Fort D, Seoane L. Hospitalization and Mortality among Black Patients and White Patients with COVID-19. N Engl J Med. 27 May, 2020.
  • 12. Azar KMJ, Shen Z, Romanelli RJ, et al. Disparities In Outcomes Among COVID-19 Patients In A Large Health Care System In California. Health Aff. 21 May, 2020.
  • 13. Henning-Smith C, Tuttle M, Kozhimannil KB. Unequal Distribution of COVID-19 Risk among Rural Residents by Race and Ethnicity. J Rural Health. 12 May, 2020.
  • 14. Laurencin CT, McClinton A. The COVID-19 Pandemic: a Call to Action to Identify and Address Racial and Ethnic Disparities. J Racial Ethn Health Disparities. 7: 398‐402. 2020.

About the Author: Gabriel Wainer

GABRIEL A. WAINER, FSCS, SMIEEE, received the M.Sc. (1993) at the University of Buenos Aires, Argentina, and the Ph.D. (1998, with highest honors) at UBA/Université d’Aix-Marseille III, France. In July 2000 he joined the Department of Systems and Computer Engineering at Carleton University (Ottawa, ON, Canada), where he is now Full Professor. He has held visiting positions at the University of Arizona; LSIS (CNRS), Université Paul Cézanne, University of Nice, INRIA Sophia-Antipolis, Université de Bordeaux (France); UCM, UPC (Spain), University of Buenos Aires, National University of Rosario (Argentina) and others. He is the author of three books and over 400 research articles; he edited four other books, and helped organizing numerous conferences, including being one of the founders of the Symposium on Theory of Modeling and Simulation, SIMUTools and SimAUD. Prof. Wainer was Vice-President Conferences and Vice-President Publications and is a member of the Board of Directors of the SCS. Prof. Wainer is the Special Issues Editor of SIMULATION, member of the Editorial Board of IEEE Computing in Science and Engineering, Wireless Networks (Elsevier), Journal of Defense Modeling and Simulation (SCS). He is the head of the Advanced Real-Time Simulation lab, located at Carleton University's Centre for advanced Simulation and Visualization (V-Sim). He has been the recipient of various awards, including the IBM Eclipse Innovation Award, SCS Leadership Award, and various Best Paper awards. He has been awarded Carleton University's Research Achievement Award (2005, 2014), the First Bernard P. Zeigler DEVS Modeling and Simulation Award, the SCS Outstanding Professional Award (2011), Carleton University’s Mentorship Award (2013), the SCS Distinguished Professional Award (2013), SCS Distinguished Service Award (2015) and SCS Outstanding Service Award (2020). He is a Fellow of SCS.